Mycoplasma en Gatos: Causas, Síntomas y Tratamiento

Ana Fernández
·
Icono de calendario
July 4, 2023
Mycoplasma en Gatos: Causas, Síntomas y Tratamiento
Contenidos

La infección por mycoplasma en gatos es una enfermedad provocada por una bacteria parasitaria que afecta a gatos, perros, animales de granja e incluso a humanos.

Estas bacterias son comunes en diversos entornos y suelen ser comensales, es decir, conviven sin causar problemas en la mayoría de los animales sanos.

Sin embargo, en aquellos con sistemas inmunitarios debilitados, ya sean muy jóvenes, ancianos o con trastornos inmunológicos, la infección puede causar anemia severa y otros síntomas de infección.

Los síntomas más comunes de la infección por mycoplasma en gatos incluyen problemas respiratorios como bronquitis y neumonía, aunque también pueden manifestarse infecciones en otras partes del cuerpo.

Para superar esta enfermedad, puede ser necesario aplicar un tratamiento con antibióticos, especialmente en gatos con un sistema inmunitario deficiente.

Síntomas del mycoplasma en gatos 🩺

Los síntomas de la infección por micoplasma en gatos pueden variar según diversos factores. El síntoma más común es la anemia, y la gravedad de la infección, la especie de Mycoplasma involucrada y el estado inmunológico del gato influyen en los signos clínicos.

Los síntomas son más graves en aquellos animales con trastornos inmunológicos o sistemas inmunitarios debilitados.

Además, la ubicación de la infección también determina el tipo de síntomas que experimentará el gato. Las infecciones pueden localizarse en el sistema respiratorio, el tracto urinario, las articulaciones o el sistema reproductivo.

Entre los síntomas comunes se encuentran:

- Anemia
- Letargo
- Falta de apetito
- Debilidad
- Fiebre
- Coloración amarillenta de la piel (ictericia)
- Piel y mucosas pálidas
- Secreción nasal u ocular

Los síntomas asociados a la ubicación de la infección incluyen:

- Estornudos
- Dificultad para respirar
- Tos
- Neumonía
- Inflamación de las articulaciones
- Dificultad para moverse
- Infección del tracto urinario
- Abscesos
- Problemas reproductivos, como aborto espontáneo y desarrollo fetal deficiente.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

Causas de la infección por mycoplasma en gatos 🐈

La infección por micoplasma se produce cuando los gatos entran en contacto con la bacteria. Debido a que este tipo de bacteria es muy común, la exposición puede ocurrir en prácticamente cualquier entorno.

La propagación entre animales es fácil, por lo que es especialmente frecuente en refugios, perreras y hogares con múltiples mascotas.

No se limita solo a los gatos, ya que puede transmitirse a otras mascotas y, en algunos casos, también representa un riesgo para los humanos. El riesgo de contraer esta enfermedad aumenta en personas con inmunodeficiencia o condiciones que debilitan o suprimen el sistema inmunológico.

Diagnóstico de la infección por micoplasma en gatos 🔍

El diagnóstico de la infección por micoplasma en gatos lo realiza un veterinario a través de varios procedimientos de pruebas médicas. Estas pruebas confirmarán visualmente la presencia de los organismos en la sangre, la orina u otros fluidos del gato.

En primer lugar, se realiza un examen físico y se toma un historial médico detallado del gato.

El veterinario necesitará información sobre los síntomas y el desarrollo de la enfermedad en la mascota. Si los signos clínicos sugieren una posible infección bacteriana, se procederá a la recolección de fluidos para su análisis.

El tipo de fluido recogido dependerá de la ubicación y naturaleza de los síntomas que presente el gato. Por ejemplo, se pueden realizar análisis de orina o muestras de líquido, moco y sangre de las articulaciones.

También se puede emplear la tinción con tintes para localizar las bacterias responsables de la infección en los gatos.

Tratamiento de la infección por mycoplasma en gatos 👩⚕️

No existe un tratamiento o protocolo único que se considere consistentemente efectivo para tratar la infección por micoplasma. Los tratamientos varían según la gravedad de los síntomas y la ubicación de la infección en el cuerpo del gato.

Los antibióticos son la opción más común de tratamiento, aunque el tipo de antimicrobiano al que la bacteria es susceptible puede variar entre casos.

Para lograr una recuperación completa, puede ser necesario continuar los tratamientos durante un período prolongado. En general, la hospitalización no es necesaria, excepto en casos de síntomas graves o en gatos con función inmunológica deficiente. Los tratamientos recomendados pueden incluir:

- Antibióticos: La mayoría de los gatos requerirán un tratamiento con antibióticos durante al menos diez días para abordar la infección inicial. Debido a la dificultad de erradicar completamente las infecciones por micoplasma, puede ser necesario realizar más de un ciclo de antibióticos para lograr una recuperación completa.

- Analgésicos: En casos de dolor intenso, inflamación o fiebre, se pueden recetar analgésicos. Es esencial seguir cuidadosamente las instrucciones del veterinario al administrar analgésicos en el hogar, ya que un exceso de este tipo de medicación puede ser peligroso para la salud del gato.

Recuperación de la infección por micoplasma en gatos 😻

En la mayoría de los casos, se espera que los gatos con una función inmunológica normal se recuperen por completo de la enfermedad, aunque puede llevar varias semanas hasta que tu mascota se libre por completo de la infección.

Después de iniciar el tratamiento con antibióticos, es probable que se observe una mejoría en los síntomas en unos pocos días. Sin embargo, los síntomas de la anemia pueden tardar más tiempo en recuperarse.

Durante el proceso de recuperación, es importante controlar cuidadosamente la ingesta de alimentos y agua de tu mascota para asegurarte de que reciba la nutrición adecuada y pueda recuperarse adecuadamente.

Es crucial mantener limpias y desinfectadas las áreas donde se encuentran las mascotas, ya que existe el riesgo de reinfección con Mycoplasma.

La desinfección debe llevarse a cabo de manera continua hasta que tu gato haya completado por completo su tratamiento con antibióticos.

En hogares con varios animales, puede ser necesario aislarlos para evitar la propagación de la infección entre ellos.

Si notas que los síntomas de tu mascota empeoran, no mejoran después de una semana o regresan después de una aparente mejoría, es importante llevarla nuevamente al veterinario para una evaluación y ajuste del tratamiento si es necesario.

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro