Abscesos en Perros: Causas y Cómo Tratarlo

·
Icono de calendario
April 18, 2023
Contenidos

Los abscesos en perros a menudo aparecen como una hinchazón dolorosa en la piel que puede ser firme o llena de líquido al tacto, según el grosor del pus en el interior. 

Por lo general, los abscesos de la piel aparecen repentinamente, a menudo con una cantidad sustancial de inflamación del tejido a su alrededor. Se encuentran comúnmente en la piel, las membranas mucosas o incluso dentro del cuerpo del animal.

Cuáles son las causas más comunes 🍄

Normalmente, la superficie de la piel de un perro contiene una microflora bacteriana y fúngica normal que no causa ningún daño al animal. Cualquier ruptura en la barrera de la piel debido a lesiones como la mordedura de un animal o rasguños puede permitir que estos microorganismos ingresen a las capas más profundas de la piel y causen una infección.

Otras lesiones que pueden provocar la formación de abscesos son las heridas penetrantes de objetos extraños puntiagudos, como agujas, ramas, palos, semillas de hierba y picaduras de insectos, como garrapatas y mosquitos. Las infecciones previas, como la pioderma superficial o la dermatofitosis (tiña), también pueden provocar la formación de abscesos en los perros.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

Cómo saber si tu perro tiene un absceso 🤒

La mayoría de los síntomas asociados con abscesos cutáneos en perros se limitan solo a la piel, pero algunos pueden causar molestias graves que a menudo resultan en un síntoma más generalizado, como disminución del apetito, debilidad, renuencia a moverse y fiebre.

Los abscesos en perros a menudo tendrán una inflamación severa alrededor del sitio, y los perros afectados pueden lamerse y mordisquearse en exceso. Se puede observar alopecia o pérdida de pelo en las áreas del absceso cutáneo.

Los síntomas y signos más específicos variarán según la ubicación del absceso. Se pueden observar problemas de cojera y movimiento en perros con abscesos cerca de las articulaciones debido al dolor resultante del movimiento o el uso de las articulaciones. Esto también se puede observar en los abscesos de la piel que se encuentran en las patas o entre los dedos de las patitas. 

Cuáles son las opciones de tratamiento �

Los abscesos cutáneos en perros requieren drenaje para ser completamente tratados. Esto lo puede hacer un veterinario como un procedimiento ambulatorio corto y no invasivo. La mayoría de los casos solo requerirán anestesia local, pero los abscesos cutáneos más grandes pueden necesitar sedación o anestesia general.

El drenaje es fundamental en el tratamiento de los abscesos cutáneos para facilitar la eliminación completa del pus y la limpieza y desinfección a fondo de la zona. El drenaje incompleto e inadecuado aumenta los riesgos de recurrencia del absceso cutáneo en perros. Sin embargo, el drenaje por sí solo no es suficiente para tratar por completo un absceso cutáneo.

Se necesitan medicamentos antibacterianos sistémicos, ya sea administrados por vía oral a diario o en forma inyectable de acción prolongada, para controlar y eliminar aún más la infección. Tu veterinario puede recetar antibióticos a tu perro durante al menos dos semanas o más, según el tamaño y la gravedad del absceso de la piel. Los medicamentos antiinflamatorios también pueden estar indicados, especialmente si hay una inflamación considerable alrededor del sitio del absceso o si hay un dolor notable por el absceso de la piel.

Las visitas regulares de seguimiento con tu veterinario son importantes para asegurarte de que el sitio del absceso esté sanando adecuadamente. Por lo general, se recomienda un collar isabelino durante el tratamiento para evitar que el perro se lama y muerda en el sitio y retrase la curación o, lo que es peor, cause más lesiones y empeore la afección.

Los abscesos más grandes o recurrentes pueden requerir una extirpación completa, un procedimiento quirúrgico relativamente más invasivo. La extirpación quirúrgica del absceso cutáneo requerirá anestesia general, pero a menudo sigue siendo un procedimiento ambulatorio. 

Los abscesos cutáneos más grandes que requieren extirpación también pueden necesitar una reparación quirúrgica posterior de la piel, especialmente para aquellos ubicados en partes del cuerpo con piel disponible limitada. Dado que la mayoría de los abscesos cutáneos se deben a una ruptura en la piel debido a una lesión, la mejor manera de prevenir la formación de abscesos en perros es asegurarte de evitar lesiones de esta naturaleza.

Asegúrate de que tu perro no tenga acceso a ningún objeto que pueda perforar o lacerar su piel. Los medicamentos regulares para la prevención de garrapatas y pulgas también ayudarán a reducir las picaduras de insectos y disminuirán los riesgos de abscesos en la piel de los perros.

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro