Perro con Nariz Seca: Causas, Síntomas y Tratamiento

Ana Fernández
·
Icono de calendario
June 20, 2023
Perro con Nariz Seca: Causas, Síntomas y Tratamiento
Contenidos

La mayoría de los dueños de perros suelen asociar una nariz fría y húmeda en su compañero canino con un indicio de buena salud. Por otro lado, muchos creen que un perro está enfermo cuando su nariz está seca. Sin embargo, ¿es esto realmente cierto?

Para comprender mejor este debate, es necesario conocer por qué los perros tienen la nariz húmeda. La respuesta es sencilla: una nariz húmeda funciona mejor. 

Los perros confían en su sentido del olfato altamente desarrollado para interpretar el mundo que les rodea, y las partículas de olor se adhieren más fácilmente a superficies húmedas. 

Además, la humedad en la nariz refresca al perro durante los días calurosos, de manera similar a cómo el jadeo ayuda a regular su temperatura corporal.

El revestimiento nasal de los perros contiene glándulas especiales que producen mucosidad para mantener los conductos nasales húmedos. También producen un líquido claro y acuoso que ayuda a mantener la nariz fresca. 

Los perros se lamen regularmente la nariz para mantenerla limpia. Este acto de lamer tiene dos propósitos: no solo mantiene la nariz del perro húmeda, sino que los cachorros también pueden interpretar los olores a través del gusto gracias a un órgano olfativo altamente especializado llamado órgano de Jacobson.

Entonces, ¿qué significa cuando la nariz de un perro está seca? 

Aunque pueda parecer conveniente tener una forma fácil de determinar la salud de un perro, existen varias razones perfectamente normales por las cuales la nariz de un perro puede estar caliente o seca. Además, es importante destacar que los perros enfermos también pueden tener la nariz húmeda.

Veamos algunas posibles explicaciones de por qué la nariz de tu perro podría estar seca:

1. Durmiendo la siesta: Cuando los perros están durmiendo, es menos probable que se laman la nariz, por lo que pueden despertar con la nariz caliente y seca.

2. Deshidratación por ejercicio: El ejercicio extenuante puede deshidratar a un perro, lo que puede causar sequedad en la nariz.

3. Exposición a los elementos: La exposición a la luz solar intensa, el viento o el frío puede secar la nariz de un perro, e incluso puede provocar grietas o quemaduras solares en el hocico. Acostarse cerca de una fuente de calor, como un fuego o un radiador, también puede causar sequedad en la piel de la nariz.

4. Edad: Algunos perros pueden desarrollar narices secas a medida que envejecen.

Es importante tener en cuenta que una nariz caliente y seca no siempre indica problemas, pero podría ser un signo de fiebre, deshidratación u otras condiciones, como el ojo seco. 

Si la nariz seca de tu perro va acompañada de otros síntomas, como letargo, vómitos, diarrea o cambios en la actividad y el apetito, es recomendable contactar a tu veterinario para obtener asesoramiento.

Observar y tocar las encías de tu perro puede proporcionar información más precisa que su nariz. Si las encías están húmedas, indica una buena hidratación. 

Si están muy secas o pegajosas, podría ser un signo de deshidratación. Si las encías tienen un bonito color rosado, similar al de una persona, es una buena señal. Sin embargo, encías pálidas podrían indicar anemia o presión arterial baja. 

Si tu perro presenta encías de un color rojo púrpura intenso o azul pálido, es importante llevarlo de inmediato al veterinario para una evaluación.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

Razones comunes por las cuales la nariz de tu perro puede estar seca:

1. Durante el sueño: La nariz de tu perro puede estar seca mientras duerme simplemente porque no se lame la nariz en ese momento. Por lo general, su nariz se humedecerá nuevamente dentro de los 10 minutos después de despertarse.

2. Efectos del invierno: El invierno puede ser duro para la nariz de un perro. ¿Alguna vez has despertado con la garganta seca y áspera durante los meses de invierno? Esto puede ocurrir debido al flujo de aire caliente proveniente de los conductos de calefacción. El aire caliente puede tener el mismo efecto en la nariz de un perro. Si tu cachorro ha estado durmiendo cerca de una salida de calor para mantenerse caliente, ese aire caliente puede secar su nariz. Sin embargo, la situación debería volver a la normalidad una vez que se aleje de la fuente de calor.

3. Aire frío y vientos invernales: Además de la calefacción interior, el aire frío y los vientos del invierno también pueden provocar sequedad en la nariz de un perro. Piensa en cómo tus labios se secan y agrietan cuando estás al aire libre en invierno. Esto es similar a lo que le sucede a la nariz de un perro.

4. Perros mayores: Los perros mayores tienden a tener narices más secas. Si notas esto a medida que tu perro envejece, aplicar un poco de bálsamo nasal puede ayudar a mantener su nariz húmeda.

5. Razas braquicéfalas: Los perros con hocicos cortos, como los Pugs y los Bulldogs, a menudo tienen dificultades para lamerse la nariz. En estos casos, puede ser necesario aplicar crema hidratante para mantenerla húmeda. Otras razas, como el Lhasa Apso, son propensas a tener los conductos lagrimales bloqueados, lo que también puede causar sequedad en la nariz.

Condiciones o enfermedades que pueden causar la sequedad en la nariz de un perro:

1. Alergias: Los perros también pueden tener alergias, al igual que los humanos, y uno de los síntomas puede ser la sequedad en la nariz. Consulta a tu veterinario para determinar la causa de la alergia y obtener un medicamento recetado para aliviar la sequedad nasal de tu perro.

2. Quemaduras solares: Algunas razas, especialmente aquellas con pelaje fino o narices y párpados rosados o pálidos, son especialmente susceptibles a las quemaduras solares. Sin embargo, incluso las razas de pelaje grueso no son inmunes. Esto ocurre con mayor frecuencia durante los meses de verano. Utiliza protector solar para proteger a tu mascota.

3. Deshidratación: La deshidratación puede provocar sequedad en la nariz. Esto puede ser resultado de ejercicio extenuante, especialmente en climas calurosos durante el verano. Asegúrate de que tu perro tenga acceso a agua fresca y abundante. Mantente alerta a otros signos de deshidratación; es posible que debas consultar a tu veterinario.

4. Enfermedades autoinmunes: Aunque no es lo primero en lo que se piensa cuando la nariz de un perro está seca, el lupus eritematoso discoide o el pénfigo, que son enfermedades autoinmunes, pueden causar sequedad, formación de costras y grietas en la nariz de un perro.

La mayoría de las veces, una nariz seca es simplemente eso, una nariz seca. Si es crónica y tu veterinario no detecta signos de alergias o enfermedades, es posible que necesites usar una loción o bálsamo recetado para mantener la nariz húmeda. 

Dado que los perros se lamen la nariz con frecuencia, cualquier producto que utilices debe ser seguro para ingerir. La nariz es la principal fuente sensorial de información para un perro, por lo que es importante mantenerla en buen estado de funcionamiento.

En conclusión, una nariz seca en los perros puede tener varias causas, y no siempre indica una enfermedad grave. Es importante tener en cuenta que los perros también pueden tener narices secas de forma normal, especialmente durante el sueño o en condiciones climáticas específicas.

Sin embargo, en algunos casos, la sequedad nasal puede ser un síntoma de alergias, quemaduras solares, deshidratación o incluso enfermedades autoinmunes.

Si tu perro presenta una nariz seca acompañada de otros síntomas preocupantes, como letargo, vómitos, diarrea o cambios en el apetito, es importante consultar a un veterinario para obtener un diagnóstico adecuado y un tratamiento apropiado. 

El veterinario podrá determinar la causa subyacente y recetar el tratamiento necesario, ya sea medicamentos para alergias, cremas hidratantes para la nariz o medidas para combatir la deshidratación.

Mantener la nariz de tu perro en buen estado es fundamental, ya que es una de sus principales herramientas sensoriales. 

Observar cualquier cambio persistente en la condición de la nariz y buscar atención veterinaria cuando sea necesario ayudará a mantener a tu perro saludable y cómodo. 

Además, brindarle un ambiente adecuado, asegurarse de que esté bien hidratado y protegerlo de condiciones climáticas extremas también contribuirá a mantener la salud de su nariz y bienestar general.

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro