Otohematoma en Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

Ana Fernández
·
Icono de calendario
March 11, 2024
Otohematoma en Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento
Contenidos

El otohematoma en  perros es una acumulación de sangre que se forman en el pabellón auricular debido a la ruptura de los vasos sanguíneos. A menudo están asociados con infecciones de oído o irritaciones que causan que el perro sacuda constantemente la cabeza. El diagnóstico y tratamiento adecuados, así como la prevención de las causas subyacentes, son fundamentales para la salud y el bienestar de nuestros amigos caninos.

¿Qué son los hematomas auriculares en perros?

Los hematomas auriculares en perros, también conocidos como hematomas del oído o hematomas aurales, ocurren cuando los vasos sanguíneos se rompen en la oreja o pabellón auricular del perro. A medida que la sangre se acumula, la oreja del perro se hincha y se forma un hematoma en el oído.

Síntomas de los hematomas auriculares en perros

Cuando un perro tiene un hematoma en el oído, generalmente es causado por una infección del oído. Un signo común de infección del oído en perros es el movimiento excesivo de la cabeza, que es provocado por la irritación en el oído.

Si la oreja del perro está infectada, la orejera se hinchará y se volverá roja y caliente al tacto. La hinchazón puede afectar toda la orejera o solo una parte de ella. También es posible que notes un mal olor o secreción que proviene del oído del perro.

En la mayoría de los casos, solo se ve afectado un oído; sin embargo, es posible que ambos oídos presenten hematomas.

Causas de los hematomas auriculares en perros

La principal causa de los hematomas auriculares en perros es una infección de oído u otra forma de irritación dentro del canal auditivo. Las infecciones del oído en los perros provocan irritación que lleva a sacudir la cabeza, lo cual puede resultar en un hematoma auricular.

Además, otras causas de sacudir la cabeza, como la presencia de ácaros en el oído, objetos atascados en el conducto auditivo y problemas subyacentes como alergias, también pueden desencadenar un hematoma en el oído. Aunque con menor frecuencia, enfermedades alérgicas de la piel en los perros, trastornos inmunitarios, traumatismos o problemas de coagulación sanguínea también pueden ser causas de hematomas en los oídos de los perros.

Cómo se diagnostican los hematomas auriculares en perros por veterinarios

Los hematomas auriculares se diagnostican mediante un examen físico realizado por un veterinario. El veterinario reconocerá los signos característicos, como la orejera caliente, hinchada y, a menudo, enrojecida e inflamada en el interior. Con frecuencia, los hematomas se asocian con infecciones de oído u otras causas de sacudir constantemente la cabeza.

Además, es importante abordar la causa subyacente del movimiento de cabeza del perro. El veterinario examinará el oído del perro utilizando un otoscopio y, en muchos casos, recomendará tomar una muestra o un hisopo de la oreja para realizar una citología. Esto implica examinar la muestra bajo un microscopio para identificar la presencia de bacterias y/o levaduras.

Tratamiento de los hematomas auriculares en perros

Existen varios tratamientos disponibles para reducir la hinchazón causada por los hematomas auriculares en perros.

En algunos casos, se puede optar por un enfoque de manejo médico, utilizando medicamentos como esteroides, antibióticos y/o analgésicos. Estos medicamentos pueden ser utilizados solos o combinados con un tratamiento quirúrgico, como drenaje del oído o una incisión. Además, se deberá tratar cualquier condición subyacente, como ácaros del oído o infecciones del oído.

En situaciones en las que el hematoma es lo suficientemente grande como para causar dolor, malestar u obstrucción del conducto auditivo, se puede recomendar el drenaje quirúrgico. Si existe preocupación de que las cicatrices resultantes puedan causar una deformidad permanente del conducto auditivo, el veterinario también puede sugerir este enfoque quirúrgico.

Durante este procedimiento, el hematoma se drena mediante una pequeña incisión bajo anestesia. Sin embargo, es posible que el hematoma reaparezca y sea necesario drenarlo en varias ocasiones.

En la mayoría de los casos, se coloca un drenaje en la oreja del perro para prevenir la acumulación de líquido adicional en el pabellón auricular. Otra opción es realizar una incisión quirúrgica en la oreja con suturas estratégicamente colocadas para desalentar la acumulación de líquido y estimular el drenaje.

Además de tratar el hematoma en el oído, es importante abordar la enfermedad subyacente que provocó que el perro sacudiera la cabeza inicialmente, ya sea una infección del oído, ácaros u otra causa.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

Recuperación de hematomas auriculares en perros

Después de la cirugía de hematoma auricular, es posible que el veterinario coloque vendajes alrededor de la oreja y la cabeza del perro, y también puede recomendar el uso de un collar isabelino. En casa, es posible que se le solicite administrar medicamentos por vía oral o en el oído a través de una abertura en el vendaje. También es importante vigilar el vendaje y asegurarse de que esté en buen estado.

Se programará una cita de seguimiento para que el veterinario pueda evaluar la curación. El uso del collar isabelino es crucial para evitar que el perro se rasque la herida, lo que podría provocar lesiones en el área y la eliminación del vendaje o los puntos de sutura.

En algunos casos, a pesar de recibir atención médica oportuna y adecuada, puede haber una ligera deformidad en la oreja debido al proceso de cicatrización.

Prevención de hematomas auriculares en perros

Prevenir infecciones de oído y ácaros del oído también ayuda a prevenir la formación de hematomas en los perros. Es importante tratar rápidamente las infecciones de oído y los ácaros del oído para evitar que se desarrollen hematomas.

Si observas los siguientes signos comunes, lleva a tu perro al veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados de una posible infección de oído o presencia de ácaros del oído antes de que se forme un hematoma:

  • Sacudidas frecuentes de la cabeza
  • Rascarse excesivo de las orejas
  • Dolor, enrojecimiento u olor anormal
  • Costras en el oído o secreción anormal

En conclusión, los hematomas del oído en los perros son una condición que requiere atención veterinaria para su diagnóstico y tratamiento adecuados. Además de abordar el hematoma en sí, es esencial tratar las causas subyacentes, como infecciones de oído o ácaros, para prevenir futuros episodios. La pronta atención y cuidado adecuado ayudarán a garantizar una recuperación exitosa y la salud óptima de nuestros fieles compañeros caninos.

Preguntas frecuentes sobre los otohematomas en perros

¿Cómo se cura un Otohematoma en perros? 

El tratamiento para un otohematoma en perros depende de su tamaño y si es una recurrencia. En casos de otohematomas de pequeño tamaño y no recurrentes, el drenaje del líquido acumulado a través de aspiración con aguja y jeringa puede ser suficiente para resolver el problema. Sin embargo, en casos más graves o cuando hay recurrencia, se requiere un enfoque quirúrgico para su resolución.

¿Cómo drenar un Otohematoma en un perro? 

El drenaje de un otohematoma en un perro requiere más que simplemente utilizar una aguja y jeringa, ya que existe el riesgo de recurrencia si no se realiza adecuadamente la evacuación. El procedimiento implica realizar una incisión a través de la cual se drena el hematoma, seguido de una limpieza minuciosa del pabellón auricular y del conducto auditivo externo. Esta técnica garantiza un tratamiento completo y efectivo del otohematoma.

¿Qué pasa si no se opera un Otohematoma?

Si no se realiza ninguna intervención para tratar un otohematoma, el pabellón auricular puede sufrir deformaciones y contraerse, lo que comúnmente se conoce como "oreja de coliflor". Es importante que un veterinario examine al perro para determinar la causa subyacente que provoca el constante sacudimiento de cabeza y así abordarla adecuadamente.

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro