Cómo Bañar a un Gato: la Guía Completa

·
Icono de calendario
April 18, 2023
Contenidos

En lugar de preguntarte cómo bañar a un gato, te recomendamos primero preguntar si es realmente necesario bañarlo. Bañar a tu gato debería ser algo poco común. Los gatos son profesionales del aseo y no necesitan baños con tanta frecuencia como los perros. 

De hecho, según el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, los gatos pasan entre el 30 y el 50 por ciento del día aseándose. Así que tienen su limpieza personal bastante cubierta. Sin embargo, si estás aquí, tienes tus razones y no te dejaremos con la duda. He aquí cómo bañar a un gato y mantener una relación amorosa con él después.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

Determina si un baño es realmente necesario 👀

Hay varias razones por las que puedes necesitar intervenir para ayudar a tu gato a mantenerse limpio. Si tu dulce gatito tiene tiña o un problema importante de pulgas, tu veterinario podría recomendarte un baño con champú medicado. Cualquier gato que haya rodado en algo pegajoso debe ser bañado con seguridad. Los gatos sin pelo en realidad requieren baños semanales porque los aceites y el sudor de su piel no tienen pelaje al que adherirse, por lo tanto, no pueden acicalarse de manera efectiva. 

Finalmente, los gatos con sobrepeso y aquellos con artritis pueden necesitar ayuda para mantenerse bien cuidados, especialmente en lugares de difícil acceso.

Elige un momento tranquilo ⏰

El cuándo le das un baño a tu gato es casi tan importante como cómo. Evita las horas con peak de actividad o cuando tu gato tenga mucha hambre. Idealmente, tu gato estará relajado y equilibrado. Además, tu mantra para la hora del baño del gato debería ser: Lento y constante gana la carrera. No intentes esto si tienes prisa o tienes poco tiempo. Los gatos captan esa tensión y será más difícil hacer de esta una experiencia positiva o indolora.

Es momento de un cepillado 🐈

Dale a tu gatito un buen cepillado previo al baño. Asegúrate de desenredar los nudos y trabajar con el pelaje enmarañado, especialmente en el caso de los gatos de pelo largo. El pelaje enmarañado puede atrapar el jabón y provocar infecciones en la piel más adelante. Al igual que el corte de uñas, el cepillado debe ser parte de tu rutina.

Pon una alfombrilla antideslizante en el lavaplatos

Los lavamanos (o bañeras de plástico grandes) funcionan mejor que las bañeras humanas para gatos. Menos espacio para que se mueva significa que será más fácil para ti moverlo y mantenerlo. Es crucial tener una alfombra antideslizante en cualquier superficie que uses. A los gatos les gusta la tracción y si el suelo debajo de ellos es demasiado resbaladizo, provocará un mayor caos y angustia.

Llena el lavaplatos con unos pocos centímetros de agua tibia 🛁

¡El sonido del agua corriendo puede estresar a un gatito! Por eso los expertos recomiendan llenar el fregadero o una tina de plástico grande con unos centímetros de agua tibia antes de poner a tu gato. 

Si tienes un lavaplatos con una boquilla rociadora que puede funcionar en un ajuste muy bajo (es decir, no demasiado fuerte), es posible que no necesites el agua estancada.

Limpia las orejas y la cara con una toallita 🐱

Con un paño ligeramente húmedo, limpia suavemente las orejas y la cara de tu gato. Evita usar jabón o enjuagar directamente estas áreas con agua durante el resto del baño.

Moja a tu gato de atrás hacia adelante ↪️

Humedece lentamente el cuerpo de tu gato con una taza pequeña o con la boquilla del lavaplatos. Comienza cerca de la base de su cola y avanza hasta su cuello. La temperatura del agua debe ser ligeramente tibia, no caliente; imagina la temperatura que usarías para bañar a una guagua.

Masajea champú sin perfume en el pelaje 🧼

Los gatitos son muy particulares con su olor. ¡No querrás meterte con su esencia cuidadosamente calibrada! Masajea suavemente un champú sin perfume en su pelaje, trabajando nuevamente hacia su cuello desde sus patas traseras.

Enjuaga bien 🚿

Enjuaga y enjuaga nuevamente, ofreciendo elogios calmantes todo el tiempo. El jabón persistente puede causar irritación en la piel, por lo que es importante asegurarse de que no quede nada en su pelaje.

Seca con calma ☀️

Usando tantas toallas secas y limpias como sea necesario, seca suavemente y con calma el pelaje de tu gato. En este punto, puede ser más luchador y hacer todo lo posible para escabullirse de ti.

Resiste y abrázalo fuerte mientras lo secas lo más posible. Después de hacer lo mejor que puedas, está bien dejar que se seque al aire siempre y cuando esté en un ambiente cálido. 

Tiempo de premios 😻

Tienes que entregar algunas golosinas extra sabrosas después de un baño. Puede ser una buena idea reservar golosinas especiales para eventos de aseo como baños, corte de uñas y cepillado, para que tu gato asocie esas actividades con recompensas positivas y distintivas.

¡Ahí tienes! Honestamente, cuanto más lento y constante puedas moverte, mejor será la experiencia del baño de tu gato. 

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro