Cambio de Alimento en Perros: Cómo Hacerlo [Guía]

Ana Fernández
·
Icono de calendario
April 26, 2023
Cambio de Alimento en Perros: Cómo Hacerlo [Guía]
Contenidos

Los cambios en la dieta son una parte inevitable de la vida de un perro. Tal vez esperabas el cambio, como cambiar de comida para cachorros a comida para adultos, o tal vez sucedió algo inesperado, como una enfermedad o un retiro de alimentos.

En cualquier caso, saber cómo cambiar correctamente la comida de tu perro puede hacer que la transición sea más fácil para ti y tu amigo canino.

Razones para cambiar los alimentos para perros

Hay muchas razones por las que podrías tener que cambiar la comida de tu perro. 

Dividámoslos en dos categorías: aquellos que necesitan un cambio rápido y aquellos en los que puede tomarse su tiempo.

Es posible que debas cambiar rápidamente la comida de tu perro si:

  • El alimento actual de su perro ha sido retirado del mercado, descontinuado o simplemente no está disponible.
  • Tu perro no come su comida actual.
  • Tu veterinario recomienda un cambio inmediato a una nueva dieta. Esto ocurre con mayor frecuencia si un perro ha desarrollado alergias alimentarias u otras reacciones adversas a los alimentos. También puede ser beneficioso hacer un cambio rápido si un perro tiene gastroenteritis u otro problema de salud que deba tratarse rápidamente.

Puedes cambiar la comida de tu perro gradualmente si:

  • Has decidido cambiar la comida de tu perro por una que se ajuste mejor a tu presupuesto.
  • Deseas alimentar a tu perro con un tipo diferente de alimento (seco versus húmedo, o uno con granos en lugar de sin granos, o dietas rotativas, por ejemplo).
  • Es hora de cambiar a un alimento de etapa de vida diferente (cachorro a adulto, por ejemplo).
  • Tu veterinario le prescribió una nueva dieta y te recomienda que hagas el cambio gradualmente. Esto puede ser apropiado si un perro está en transición a una dieta para ayudar a controlar enfermedades crónicas como la obesidad, la disfunción cognitiva canina o la osteoartritis.
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

¿Qué son las dietas rotativas para perros?

Algunos padres de mascotas cambian rutinariamente la comida de sus perros, usando una práctica llamada alimentación rotativa. 

El proceso de pensamiento detrás de la alimentación rotativa es más o menos así: dado que es imposible tener un 100% de confianza en una sola dieta, la rotación rutinaria entre varios alimentos diferentes limita las posibilidades de que un perro se enferme debido a deficiencias de nutrientes, excesos de nutrientes o contaminantes.

Siempre que todas las dietas que se alimentan sean de alta calidad y nutricionalmente completas y equilibradas, la alimentación rotativa puede ser beneficiosa y no debería causar ningún daño. 

Sin embargo, la alimentación rotativa no es apropiada si un perro desarrolla malestar estomacal debido a todos los cambios en la dieta o si necesita un tipo específico de alimento por razones de salud.

La gente aborda esto de muchas maneras diferentes. Algunos compran algunas bolsas diferentes de croquetas y les dan un tipo de comida por semana. 

Otros hacen cambios más drásticos: croquetas hasta que la bolsa esté vacía, luego alimentos húmedos durante un par de semanas, seguidos de un par de días de comida casera. 

Otros se enfocan en comprar productos elaborados con diferentes fuentes de proteínas y carbohidratos: carne de res y cebada para un mes seguido de un mes de pollo y arroz, por ejemplo.

Pasos para cambiar los alimentos para perros

Algunos perros parecen tener un estómago de hierro. Pueden comer casi cualquier cosa y les va bien. Pero otros tienen una constitución más delicada.

Es mejor errar por el lado de la precaución, ya que la desventaja potencial de hacer un cambio de dieta demasiado rápido es desagradable para todos.

Aquí hay dos buenas maneras de cambiar la dieta de tu perro que reducen las posibilidades de rechazo de alimentos, diarrea, vómitos y gases.

Cambio gradual de comida para perros

Siempre que sea posible, tómatee al menos una semana para cambiar a tu perro a una nueva dieta. Mezcla los alimentos nuevos y viejos en estas proporciones:

  •  Día 1 – 10% comida nueva / 90% comida vieja
  • Día 2 – 20% comida nueva / 80% comida vieja
  • Día 3 – 30% comida nueva / 70% comida vieja
  • Día 4 – 40% comida nueva / 60% comida vieja
  • Día 5 – 60% comida nueva / 40% comida vieja
  • Día 6 – 80% comida nueva / 20% comida vieja
  • Día 7: comida 100 % nueva

Puedes tomarlo aún más despacio si tu perro tiene un historial de problemas con los cambios en la dieta o si el nuevo alimento es muy diferente al anterior. Por ejemplo, si estás cambiando de un alimento seco a base de salmón a un alimento húmedo a base de pollo.

Si en algún momento durante este proceso tu perro deja de comer o tiene vómitos o diarrea, vuelve a la comida anterior y haz la transición aún más lentamente. 

Llama a tu veterinario para que te aconseje si los síntomas de tu perro continúan después de volver a su dieta anterior.

Cambio rápido de comida para perros

A veces hay que cambiar la comida de tu perro sin un periodo de transición. Los perros adultos sanos pueden saltarse algunas comidas con seguridad si rechazan una o dos porciones del nuevo alimento con este método. 

Si tu perro todavía se niega a comer después de dos días o ha desarrollado vómitos o diarrea en algún momento, prueba con un alimento diferente o llama a tu veterinario para que te aconseje.

NO uses este método para cachorros o perros con problemas de salud. Puede ser peligroso para ellos quedarse sin comida.

Día 1, Comida 1:

  • Ofrece solo una pequeña cantidad del nuevo alimento, aproximadamente una cuarta parte de lo que normalmente comerían en una comida.
  • Si tu perro no lo come en 30 minutos, recógelo y no le ofrezcas más comida hasta su próxima comida.

Día 1, Comida 2:

  • Si tu perro comió bien su última comida, ofrécele una porción más grande del nuevo alimento.
  • Si tu perro no comió su última comida, ofrécele solo una pequeña cantidad del nuevo alimento.
  • Si no lo comen en 30 minutos, recógelo y no le ofrezcas más comida hasta la próxima comida.

Día 1, Comida 3:

  • Si tu perro comió bien su última comida, ofrécele una porción más grande del nuevo alimento.
  • Si tu perro no comió su última comida, ofrécele solo una pequeña cantidad del nuevo alimento.
  • Si no lo comen en 30 minutos, recógelo y no le ofrezcas más comida hasta la próxima comida.

Día 2, Comida 1:

  • Si tu perro comió bien su última comida, ofrécele una porción más grande del alimento nuevo.
  • Si tu perro no comió su última comida, ofrécele solo una pequeña cantidad del alimento nuevo.
  • Si no lo comen en 30 minutos, recógelo y no le ofrezcas más comida hasta la próxima comida.

Día 2, Comida 2:

  • Si tu perro comió bien su última comida, ofrécele una porción más grande del alimento nuevo.
  • Si tu perro no comió su última comida, ofrécele solo una pequeña cantidad del alimento nuevo.
  • Si no lo comen en 30 minutos, recógelo y no le ofrezcas más comida hasta la próxima comida.

Día 2, Comida 3:

  • Si tu perro comió bien su última comida, ofrécele una comida normal del nuevo alimento.

Solución de problemas al cambiar los alimentos para perros

Algunos de problemas que se observan comúnmente al cambiar los alimentos para perros se pueden manejar en el hogar:

  • Tu perro rechaza la nueva dieta: siempre que sea seguro que tu perro se salte algunas comidas, deja que tenga hambre, pero no intentes esto con cachorros o perros con problemas de salud subyacentes, incluidos los perros que tienen diabetes y están en insulina.

    También puedes probar un topper de comida para atraerlos a comer, pero si tu perro está cambiando la dieta por razones médicas, pregúntele a su veterinario si un topper de comida es apropiado según las características específicas de su caso.

  • Tu perro desarrolla diarrea leve: si puedes, vuelve a la dieta anterior de tu perro durante unos días hasta que sus heces vuelvan a la normalidad y luego intenta hacer la transición al nuevo alimento más lentamente. También puede ayudar mezclar un poco de zapallo simple en la comida o darle a tu perro un probiótico.

  • Tu perro sufre de gases: los gases generalmente mejorarán después de que un perro haya comido una nueva dieta durante unos días. Un suplemento nutricional diseñado para ayudar con los gases puede acelerar el proceso. 

Habla con tu veterinario si tu perro desarrolla diarrea severa, comienza a vomitar o sus síntomas más leves no desaparecen en un par de días. Es por eso que contar con un buen seguro de mascotas que tenga la cobertura adecuada es tan importante.

Tu veterinario puede prescribir el tratamiento adecuado o tal vez recomendar una dieta diferente que sea mejor para tu cachorro.

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro