Ansiedad en Perros: Causas, Síntomas y Consecuencias

Ana Fernández
·
Icono de calendario
June 12, 2023
Ansiedad en Perros: Causas, Síntomas y Consecuencias
Contenidos

Los perros, al igual que los humanos, pueden experimentar ansiedad. Aunque puede ser una emoción desagradable, es normal y saludable. 

La ansiedad canina puede afectar a perros de todas las razas, si bien cada uno puede reaccionar de manera diferente. 

Aunque es algo que todos los perros pueden experimentar ocasionalmente, si no se controla adecuadamente, la ansiedad desproporcionada puede llevar al desarrollo de un trastorno de ansiedad en el perro. 

Si no se trata, la ansiedad puede ocasionar problemas de comportamiento y otros inconvenientes.

¿Cómo identificar si tu perro padece ansiedad? ¿Qué se puedes hacer para tratarla? Estamos aquí para proporcionarte toda la información necesaria sobre la ansiedad en los perros: causas comunes, síntomas y tratamientos.

Además, compartiremos los mejores consejos para prevenir la ansiedad. De esta manera, como dueño, contarás con el conocimiento necesario para ayudar a tu perro en caso de que sufra de ansiedad.

Causas de la ansiedad en los perros

Según el Manual Veterinario de Merck, la ansiedad en los perros puede tener diversas causas. A continuación, se presentan algunas de las causas más comunes de la ansiedad canina:

Miedo

La ansiedad relacionada con el miedo puede ser desencadenada por ruidos fuertes, personas o animales desconocidos, estímulos visuales como sombreros o sombrillas, entornos nuevos o extraños, situaciones específicas como visitas al veterinario o viajes en automóvil, o superficies como el césped o los pisos de madera. 

Mientras que algunos perros pueden tener reacciones breves a estos estímulos, aquellos con tendencia a la ansiedad pueden verse afectados de manera más pronunciada.

Ansiedad por separación

Se estima que alrededor del 14% de los perros sufren de ansiedad por separación. 

Estos perros no pueden encontrar consuelo cuando se quedan solos o separados de sus seres queridos. 

La ansiedad por separación suele manifestarse a través de conductas indeseables como orinar y defecar dentro de la casa, destruir muebles y objetos, y ladrar en exceso.

Ansiedad relacionada con el envejecimiento

Esta forma de ansiedad afecta a los perros mayores y puede estar asociada con el síndrome de disfunción cognitiva (SDC). 

En los perros con SDC, se produce una disminución de la memoria, el aprendizaje, la percepción y la conciencia, similar a las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer en los humanos.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"

Síntomas de la ansiedad en los perros

Entonces, ¿cómo puedes saber si tu perro está experimentando ansiedad? Aquí hay varios síntomas clave a tener en cuenta:

Agresión

Los perros ansiosos pueden mostrar agresión directa o indirecta hacia personas u otros animales. 

Esto se manifiesta a través de comportamientos agresivos como gruñidos, ladridos o incluso ataques. La agresión puede ser peligrosa tanto para los demás como para el propio perro.

Eliminación inapropiada

Orinar o defecar en la casa es un síntoma común de la ansiedad por separación.

Los perros ansiosos pueden tener dificultades para controlar sus funciones corporales, incluso si están entrenados.

Esto puede resultar frustrante para los dueños y causar daños materiales, además de requerir limpieza constante.

Salivación excesiva y jadeo

El babeo excesivo y el jadeo constante son signos de ansiedad en los perros. Estos comportamientos pueden indicar un nivel elevado de estrés y malestar emocional.

Comportamiento destructivo

Los perros ansiosos, especialmente cuando se enfrentan a la ansiedad por separación, pueden mostrar comportamientos destructivos.

Esto implica dañar objetos, muebles y estructuras en el entorno, como puertas, ventanas o jaulas. Además de los daños materiales, existe el riesgo de que el perro se lastime en el proceso.

Depresión

La ansiedad crónica puede llevar a la depresión en los perros. Pueden mostrar una falta de interés en actividades que antes disfrutaban, pérdida de apetito y falta de energía.

Ladridos excesivos

La ansiedad puede hacer que los perros ladren de manera excesiva y persistente. Esto puede ser una forma de expresar su malestar y también puede causar molestias a los vecinos.

Inquietud y ritmo

Los perros ansiosos suelen mostrar signos de inquietud, como caminar de un lado a otro de manera constante. Pueden tener dificultades para quedarse quietos y parecen estar inquietos.

Comportamientos repetitivos o compulsivos

Algunos perros ansiosos pueden desarrollar comportamientos repetitivos o compulsivos, como lamerse compulsivamente, perseguir su cola o morderse las patas. 

Estos comportamientos son una forma de aliviar la ansiedad, pero también pueden causar lesiones en el perro.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser causados por eventos ocasionales de ansiedad, pero si se vuelven recurrentes y persistentes, es necesario abordarlos adecuadamente para evitar problemas más graves.

Tratamiento de la ansiedad en los perros

La mejor manera de abordar la ansiedad en los perros es buscar la ayuda de un veterinario. 

El veterinario podrá identificar el tipo de ansiedad que está experimentando tu perro, así como las posibles causas y desencadenantes. 

Además, podrán descartar otras condiciones médicas que puedan estar contribuyendo a los síntomas de ansiedad.

El veterinario trabajará contigo para desarrollar un plan de tratamiento adecuado. 

Dado que la ansiedad canina a menudo es causada por múltiples factores, generalmente se requiere una combinación de enfoques para abordarla, que pueden incluir entrenamiento, estrategias preventivas y, en algunos casos, medicamentos.

Entrenamiento y contrarrestar los condicionamientos negativos

Existen varias estrategias de entrenamiento que los propietarios pueden utilizar para tratar la ansiedad en los perros. 

Una de ellas es el contracondicionamiento, que tiene como objetivo cambiar la respuesta del perro ante los estímulos que desencadenan la ansiedad, reemplazando los comportamientos ansiosos o agresivos por comportamientos más deseables, como sentarse o enfocarse en el dueño.

Otra estrategia es la desensibilización, en la cual se expone gradualmente al perro a la fuente de ansiedad en dosis pequeñas y con una intensidad reducida. 

La exposición repetida y la asociación positiva con recompensas pueden ayudar significativamente a controlar la ansiedad.

Es posible que desees buscar la ayuda de un adiestrador canino profesional para que te guíe y te ayude a elegir el mejor enfoque para tu perro, ya que entrenar a un perro ansioso puede no ser fácil.

Medicamentos para la ansiedad en los perros

Si el perro desarrolla un trastorno de ansiedad grave, el veterinario puede recomendar el uso de medicamentos o terapias naturales. 

En algunos casos, se pueden prescribir inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y antidepresivos para tratar la ansiedad, como la fluoxetina y la clomipramina. 

Para situaciones predecibles que causan ansiedad, como tormentas, fuegos artificiales o viajes en automóvil, el veterinario puede recetar benzodiazepinas junto con antidepresivos para ayudar al perro a lidiar con el estrés.

Los perros mayores con síndrome de disfunción cognitiva (SDC) pueden beneficiarse del uso de selegilina, un fármaco que puede ayudar a reducir algunos de los síntomas del SDC y también se utiliza para tratar la ansiedad crónica en Europa.

El Manual Veterinario de Merck también menciona que existen terapias y productos naturales que pueden ayudar a los perros con ansiedad. 

Algunos productos funcionan mejor en combinación con otros medicamentos, mientras que otros se pueden utilizar solos, dependiendo del caso del perro. 

Estos productos naturales pueden utilizar feromonas y aromaterapia para reducir la ansiedad. Es importante discutir con el veterinario cuáles son los productos naturales más adecuados para tu perro.

Prevención de la ansiedad en los perros

Predecir exactamente qué puede causar ansiedad en un perro y determinar si se convertirá en un trastorno grave puede ser difícil. 

Sin embargo, hay medidas que puedes tomar para ayudar a tu perro a evitar problemas relacionados con la ansiedad.

Lenguaje corporal

Una de las mejores cosas que puedes hacer es aprender a leer el lenguaje corporal de tu perro. 

Identificar cuando se siente incómodo o asustado te permitirá evitar experiencias negativas o utilizarlas como oportunidades de entrenamiento positivo.

El lenguaje corporal también puede indicar cuándo tu perro está experimentando ansiedad, lo cual es especialmente útil si tiene un historial de ansiedad relacionada con la agresión.

Socialización

La socialización adecuada puede prevenir el desarrollo de la ansiedad. Presentar a tu perro a nuevas personas, perros, animales, lugares y experiencias puede ayudar a evitar respuestas exageradas en el futuro y también ayuda a que tu perro se convierta en un ciudadano canino bien adaptado.

Obediencia

El entrenamiento de obediencia es una herramienta esencial para prevenir y controlar la ansiedad en los perros. Establece las bases para una relación saludable y establece la confianza. 

Un perro bien entrenado es más fácil de socializar que uno sin entrenamiento, y las clases de obediencia son un excelente lugar para que los perros interactúen con otros perros en un entorno controlado.

Ejercicio y nutrición

El ejercicio regular y la estimulación son cruciales para el desarrollo y el bienestar físico y mental de un perro. 

Un perro que recibe suficiente ejercicio y estimulación es menos propenso a desarrollar comportamientos destructivos. 

Además, una buena nutrición es igualmente importante para la salud de tu perro. 

Asegurarte de satisfacer las necesidades físicas y mentales de tu perro puede ayudar a prevenir problemas de comportamiento que no estén relacionados con la ansiedad, y te permitirá identificar las áreas en las que tu perro necesita más apoyo.

Evitar situaciones desencadenantes

Si a tu perro se le ha diagnosticado ansiedad, también puedes tratar de evitar o prevenir situaciones que desencadenen su ansiedad. 

Por ejemplo, si sabes que tu perro se pone ansioso alrededor de grupos grandes de perros, evita los parques para perros. 

La evitación no significa que debas detener tu vida, pero puede reducir el estrés tanto para ti como para tu perro.

Si no es posible evitar la fuente de ansiedad, medidas preventivas como correas, arneses de cuerpo completo y, en algunos casos, bozales de canasta pueden ayudar a prevenir situaciones peligrosas. 

Una vez que conozcas los desencadenantes de ansiedad de tu perro, podrás prepararte anticipadamente para estas situaciones.

Al igual que los seres humanos, muchos perros pueden experimentar ansiedad en algún momento de sus vidas. 

Aunque no todos los perros desarrollarán un trastorno de ansiedad diagnosticable, es importante comprender las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento relacionadas con la ansiedad canina. 

Al conocer estos aspectos clave, como propietario, podrás saber cómo ayudar mejor a tu perro en situaciones que le generen ansiedad. 

Si sospechas que tu perro puede estar experimentando ansiedad, es recomendable que consultes a tu veterinario. 

El veterinario podrá realizar un diagnóstico, descartar cualquier otro problema de salud y ayudarte a diseñar un plan de tratamiento que se adapte mejor a tu perro y estilo de vida.

Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro