2022 Cacttus Year Wrap Up

Agustin Escobar
·
Icono de calendario
April 18, 2023
Contenidos

El comienzo 

Marzo .- El lanzamiento de nuestro primer producto se había atrasado por más de 3 meses y estaba a punto de postergarse nuevamente. Ya le había dicho a Vicho: “Voy a pagarme un sueldo cuando lancemos el nuevo  seguro”. Vicho llevaba más de un año con un sueldo de practicante. Yo llevaba 10 meses viviendo de mis ahorros. El cupo en la tarjeta de crédito se achicaba y no sabía cuánto más iba a aguantar.

Así estábamos. Dos emprendedores quebrados, no sabíamos nada de seguros y a punto de lanzar el primer seguro 100% digital para mascotas de Latinoamérica. Cada dos o tres días me venía la paranoia. Soñaba que me llamaban de la compañía de seguros para decirme que el lanzamiento no iba. Que se habían arrepentido. Que era una locura. Que era imposible que una compañía de seguros patrocinara un proyecto así.

Lo que pedíamos no era poco: queremos operar como compañía de seguros sin serlo (ni sabiendo cómo operan). Para cualquier compañía de seguros tradicional suena a riesgo y pérdida de plata.

Inteligencia Artificial Artificial

El 3 de abril estábamos al aire con nuestro primer seguro 100% digital después de meses de trabajo.Más de 100 usuarios contrataron el seguro el primer mes. No estábamos preparados. Nuestra promesa era (y sigue siendo) reembolsos en 15 minutos. El susto ahora era que pudiésemos entregar el servicio que estábamos ofreciendo. 

Tan manual era todo el proceso, que Vicho tenía que ingresar a mano cada uno de los clientes al sistema. Una vez hasta bloqueamos la cuenta del banco y nos demoramos más de lo normal en pagar. Recuerdo que nos preguntaban “¿No se supone que esto es todo automático?”.

Estábamos lejos de poder crecer de forma exponencial. Éramos 3 en el equipo y no teníamos manos para codear, operar y vender en las 16 horas al día que estábamos trabajando. Había que crecer… pero no teníamos plata. 

Lo poco que habíamos levantado lo habíamos usado para construir el producto y ahora no teníamos para escalarlo. Y como si fuera poco, se nos estaba yendo el único dev que se había atrevido a trabajar con nosotros. Auch. Alguien había dejado de creer en el proyecto y eso era lo que más dolía. Fue la época más dura. Estábamos tan cansados que en la mañana no se hablaba hasta después del primer café en la oficina. 

Enter Tu Shop

Al mismo tiempo que nosotros empujábamos el crecimiento de Cacttus con las pocas monedas que nos quedaban, otra empresa cerraba operaciones. TuShop, una startup que armaba carritos de compras para tiendas de Instagram, cerró sus puertas y sus fundadores buscaban qué hacer. Nos conocíamos bastante. Habíamos trabajado en el co-work juntos por un año y medio. Sabíamos que hacíamos buen match, y sabíamos en Cacttus necesitábamos manos. Timing perfecto.

Desde que entraron, nuestra productividad se multiplicó x1.000. Aumentamos la conversión de nuestra página web por 150%, bajamos los costos de cotización en 64% y el payback de nuestros clientes pasó de 11 meses a solo 5 meses. En solo dos meses, pasamos de USD $62.000 recaudados a USD $120.000 recaudados.

Imparables.

Viento en popa. ¿O no?

No tanto.

Ya habíamos quemado gran parte de nuestro ya escaso capital y habíamos logrado echar a andar la bolita. Que ingresara TuShop significaba duplicar el gasto en el equipo y para mantener eso, había que conseguir más dinero.

Partí la primera semana del levantamiento con energía. Me despertaba entusiasmado de las conversaciones que se venían en el día. Hablé con 10 fundadores y lo máximo que conseguí fue una inversión por 2.000 dólares. En ese momento eran como 5 días de operación, la nada misma. No sé si porque soy ciegamente optimista o simplemente necesitaba aferrarme a algo, sentí que esa micro inversión lo cambió todo. Alguien a quien yo admiraba estaba dispuesto a apostar en nosotros. ¡Increíble! Saltaba en una pata.

Una de las cosas que aprendimos con Vicho es que hay que celebrar esos micro-avances. Te dan ánimo. Te dan ese puntapié inicial para ir agarrando momentum. Con la bolita rodando, empecé a hablar con más personas. Cacttus ya estaba generando altas expectativas a la gente que nos rodeaba y con la incorporación de TuShop el FOMO estaba a niveles estratosféricos.

Se fue sumando gente a la ronda y llegamos a levantar $300.000 dólares en menos de un mes. En esta ronda entró gente top en lo que hace: growth, producto, CEO’s y founders de otras startups. Para nosotros, que nos den su plata ayuda, claro que sí. Pero lo más importante es que crean, apuesten y dediquen, aunque sea unos minutos a la semana, su tiempo a Cacttus. 

Hace un año, ni el gato de la esquina creía en nosotros (y eso que estaba asegurado). Paso a paso, mascota por mascota, pull request tras pull request, nos mantuvimos creciendo. Hoy tenemos a más de 2.000 clientes que aman lo que hacemos. Y esto está lejos de estancarse, el potencial para crecer es enorme.

Hace un par de semanas, una clienta nos escribe incrédula porque le pagamos antes de que saliera de la clínica veterinaria. Wow. Los esfuerzos están dando frutos. Que ayudemos a solo una persona era suficiente, hemos logrado ayudar a más de 300.

Todo esto en solo 1 año 🤯.

En resumen

Si tuviera que resumir lo que hemos aprendido este año es

  • Escucha atentamente los consejos de la gente que te rodea, pero finalmente haz lo que tú creas correcto. Nadie más está en el negocio, nadie más sabe todos los detalles (y nunca los sabrán).
  • Sin foco no hay paraíso. A veces dan ganas de hacer muchas cosas al mismo tiempo. Desperdigar esfuerzos te hace más lento. Delega lo que puedas delegar y descarta lo que no es relevante.
  • Celebrar los pequeños avances es importante. Si no lo haces, no se siente como un avance.

Eso fue el 2022, nuestro primer año ayudando a las personas en los momentos difíciles. Y el 2023 se viene con todo. Nuevas coberturas para el seguro de mascota (¿quién dijo cobertura dental?), beneficios y descuentos exclusivos para nuestros clientes y, lo mejor de todo, un nuevo seguro. Queremos llevar la experiencia increíble que tienes con nosotros en mascotas a otros aspectos de tu vida con un nuevo producto. ¿Qué será? Pronto lo sabrás.

Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Tu próxima visita al veterinario puede ser gratis.
Contrata un seguro para tu mascota en segundos y te devolvemos los gastos de cualquier veterinaria de Chile en minutos.
Cotizar seguro
Celular con el mensaje "Te ahorraste $870.000 en gastos veterinarios"
Button Text

¿Tienes tu mascota asegurada?

Contrata un seguro de mascotas con reembolsos ultra rápidos

Cotizar Seguro